miércoles, 1 de agosto de 2007

"UNA DÉCADA EN LOS SALESIANOS"

Hola soy Juan Carlos, uno de los miembros que forman ` jóvenes vdf ´. Y, a continuación voy a escribir mi experiencia al haber estudiado en un colegio Salesiano, en los Salesianos de Atocha.
Espero que os guste.

Todo empezó hace diez años, cuando yo tenía 6, cuando entré por primera vez en los Salesianos de Atocha. Iba a empezar 1º de primaria y desde entonces hasta ahora, que comenzaré 1º de Bachillerato, he compartido mis estudios con este centro.

Se podría decir que fue ha partir de los 10 u 11 años cuando comencé a comprender lo especial que era estudiar en un colegio Salesiano y cuando comencé a saber de su fundador, San Juan Bosco.

Como ya he dicho anteriormente, fue a partir de los 11 años cuando empecé a vivir más de cerca la pasión por mis dos patrones, Don Bosco, y María Auxiliadora, en las celebraciones que se hacen en su honor:

- El día 31 de enero, San Juan Bosco, se hacen actividades divertidísimas (como le gustaba a él) y todos los alumnos acuden a oír misa a la iglesia del colegio, la basílica de María Auxiliadora.

- Algo parecido, pero más significativo, se hace el día 24 de Mayo, día de María Auxiliadora. En este día, tan especial para todos los centros salesianos del mundo (debido a la devoción que tenía Don Bosco a su Stma. Madre María Auxiliadora), se organizan unas pequeñas Olimpiadas para los alumnos del colegio.
Pero, lo más bonito y especial del curso es la procesión de María Auxiliadora, que se lleva a cabo la noche del 24 de Mayo. A ella acuden los alumnos del centro, los devotos del barrio y la guardia real a caballo, aunque alguna que otra vez también desfila alguna personalidad de la Comunidad de Madrid.



Y así he vivido desde 1º de primaria hasta entonces, los años de aprendizaje que tanto he aprovechado.

Los Salesianos están repartidos por todos los rincones del mundo; desde Perú, donde tienen varias casas de misión, hasta Asia, a donde acuden salesianos para ofrecer su ayuda; pasando por África y los países del tercer mundo, donde ayudan a construir pozos, colegios, casas… para fabricarles a las personas que habitan allí un futuro digno.
Aunque también ayudan en la enseñanza, con los centros, colegios e institutos esparcidos por toda la Tierra.

Y, yo espero y deseo, que esta gran congregación siga ayudando a los demás durante muchos siglos, para que puedan llevar la palabra, la amistad y la compasión de Cristo muy lejos; y sobre todo, que prediquen la ayuda inagotable de María Auxiliadora.

7 comentarios:

Jesús dijo...

Que buena tu experiencia en los Salesianos, ese Gran colegío, que lo que te queda allí lo sigas disfrutando como hasta ahora.

chepin dijo...

Que gran Santo Don Bosco,es otro claro ejemplo a seguir de entrega de vida hacia los demas,sobre todo a los mas jóvenes.

Valentín dijo...

¡Ánimo, Juan Carlos! Acabo de leer tu entrada y me ha gustado mucho. Jo! no llevo ni un día fuera y ya me estoy acordando de vosotros. Que tengáis mucha suerte durante este mes de Agosto y cuidaros mucho.
Gracias porque sé que estáis rezando mucho por mí...sólo así es posible que la misión de Perú de un fruto abundante. bye

JOSÉ dijo...

Hola Juan Carlos, no se si me conoces, soy un cura de "tu pueblo", aunque viva lejos, leyendo tu experiencia recordaba la mia en los ya lejanos años 70 en el colegio donde estuie, en la SAFA, en Sigüenza, los años más felices de mi vida, de allí conservo alguno de mis mejores amigos y allí fue madurando mi vocación, aunque yo me hiciera el sordo. Disfruta de él, preparate intelectualmente para que colabores en la creación de un mundo mejor y sobre todo escucha la voz del buen Dios para, como la Virgen, escuchar su palabra y cumplirla. Ánimo y un abrazo. José

Anónimo dijo...

Estoy verdaderamente encantado con que tu experiencia en el colegio sea satisfactria para ti, yo tuve una muy parecida en un colegio de Somascos, y guardo gratos recuerdos, deseo que sigas disfrutando en el estudio y tu aprendizaje, porque es el único camino que te hara una persona de bien.
Uno que te quiere.

Cruz Javier dijo...

Juan Carlos. Qué buena experiencia en la tuya en los salesianos, y la entrada del blog de este mes no tiene desperdicio.
Ayer fue tu cumpleaños. Felicidades!!!
Aprovecha mucho los dos años que te quedan. Yo guardo muy buenos recuerdos de mis tres años en el Seminario Menor de Toledo. Fueron años de buenas amistades, me ayudó a ir construyendo mi personalidad, adquirir e incorporar valores cristianos a mi vida, crecer como persona, conocimiento intelectual, y sobre todo, me sirvió y ayudó para establecer una relación íntima y personal con Dios y crecer espiritualmente. Amarle más y valorar mucho más todo ese más que procede de Dios por medio de su Hijo y que se desborda. El último año fue el mejor, de mayor madurez y crecimiento en la relación íntima con Dios, como te decía y poder experimentar con toda claridad su amor inmenso, también a través de su inmensa misericordia.
Aprovéchalo. Es algo que te quedará para toda la vida!!

Valentín dijo...

hola, Juan Carlos...felicidades aunque sea con un poco de retraso. La verdad es que aquí no me entero ni del día en que estoy, así de rápido van las cosas...y eso que dicen que en Perú se toman las cosas con calma, bu! Cuídate y que María auxiliadora siempre te proteja, bye