sábado, 26 de enero de 2008

SAN JUAN BOSCO (Primera parte)

Debido a que el próximo día 31 se celebra la festividad de San Juan Bosco, vamos a publicar una breve biografía en dos partes, con datos muy curiosos sobre su vida. Y se la vamos a dedicar a Juan Carlos que seguro le va a gustar.
Hijo de campesinos, sus padres fueron Francisco Bosco (1780-1817) y Margarita Occhiena (1788-1856). Su padre murió de pulmonía cuando él tenía dos años. Pasó sus primeros años trabajando como pastor de ovejas, y recibió su primera educación del sacerdote de su parroquia. Su afán por aprender fue aumentando a medida que crecía, pero la pobreza de su familia le obligó a abandonar la escuela.
En su adultez Don Bosco, como era llamado, contaba que a los nueve años de edad tuvo un sueño revelador. En el sueño él estaba rodeado de niños que se peleaban entre sí y se insultaban; él trataba de calmarlos y poner un poco de paz, primero con gritos y después con golpes. Súbitamente apareció Cristo y le dijo: «"¡No con golpes, sino con amor y mansedumbre deberás ganarte a estos tus amigos!", "Hazte fuerte, humilde y robusto... a su tiempo lo entenderás todo.."». Le indicó también que su maestra sería la Virgen María, quien al instante apareció y le dijo: «Toma tu cayado de pastor y guía a tus ovejas». Tras oír estas palabras los niños humanos se convirtieron en bestias primero y luego en ovejas.

A los dieciséis años (en 1835) entró en el seminario, y seis años después fue ordenado sacerdote. Se trasladó a Turín, donde con fervor se dedicó a su trabajo. Realizaba muchas visitas a las cárceles de la ciudad, y viendo la situación en la que vivían muchos niños que habitaban en la zona, decidió dedicar su vida al rescate de los jóvenes marginados. Don Bosco comenzó a reunir a los chicos de la calle, y los instruía en diversos oficios, catequizándolos y amenizando los encuentros con prestidigitación, juegos de destreza, pequeñas obritas de teatro especialmente escritas para ellos, etc. Pronto sus alumnos crecerían en número, atraídos por la bondad del joven sacerdote.

Don Bosco lograba impulsar al estudio inculcando a sus alumnos el sentido del deber, apreciando siempre hasta el más mínimo esfuerzo, incentivándolos, no sólo a que desarrollaran su inteligencia, sino también a que fortalecieran su voluntad y templaran su carácter. Fue el creador del llamado "sistema preventivo", esto es, jamás había que reprender en público al alumno y nunca castigarlo, sino hablar con él en privado haciéndole ver, con afecto, que su actitud podía mejorar. Esto hizo que todos los chicos se ganaran el afecto de Don Bosco. Les propuso ser "buenos cristianos y honrados ciudadanos" y seguir un modelo de santidad en lo cotidiano basado, no en obras extraordinarias, sino en una actitud de fidelidad a Dios y de alegría en el cumplimiento de los deberes. Uno de sus alumnos fue Santo Domingo Sabio.


Don Bosco supo utilizar el precioso arte de la magia para ganarse el corazón de los jóvenes más alejados y acercarlos más a Dios por medio de la Catequesis que era capaz de hacer mientras los debajo boquiabiertos de asombro con sus juegos de manos. De hecho, hoy en día, muchos magos de todo el mundo siguen celebrando su día (31 de enero) y se reúnen en una cena - gala mágica todos los años, en honor a San Juan Bosco. (Continuará....)

1 comentario:

JOSÉ AYLLÓN HIDALGO dijo...

Gran Santo San Juan Bosco, pedagogo, catequista, amante de los jóvenes a los que dedico toda su vida. Un santo para mi referente a la hora de llevar a cabo mi labor de educador de adolescentes, posibles candidatos al sacerdocio. Pero permitidme que hable de otro santo: el Beato manuel Domingo y Sol, fundador de la Hermandad de Sacerdotes Operarios Docesanos del Corazón de Jesús, a la que pertenecemos dos paisanos, Juan Fran y Yo. El pasado día 25 de enero se cumplieron 99 años de su muerte y el próximo 29 tendra lugar la apertura del año jubilar del centenario de su muerte. Os invito a todos los amigos de mi pueblo , a todos los jóvenes y no tan jóvenes a dar gracias a Dios por la vida y ministerio de este hombre al que el Papa Pablo VI llamo "Santo Apóstol de las vocaciones sacerdotales". Os invito a que conozcáis su vida, la podéis leer en mi blog, teneis el link en este.
Muchas gracias por vuestra alegría, por vuestras ganas de vivir la vida desde Cristo y adelante, "No tengáis miedo"
Un abrazo de todo corazón. Vuestro paisano.
José